BUSCANDO UN MILAGRO

Foro creado en Còrdoba (Argentina) de ayuda e informaciòn para parejas que sufren el problema de no poder tener hijos.
 
ÍndiceFAQBuscarRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 QUIERO PERO NO PUEDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jenny
Admin
Admin


Cantidad de envíos: 1960
Edad: 35
Localización: CORDOBA (ARGENTINA)
Fecha de inscripción: 24/12/2008

MensajeTema: QUIERO PERO NO PUEDO   Vie 20 Nov 2009, 10:23

"Tú no te das cuenta de que esto también te puede suceder a ti”, comenta Gloria (nombre ficticio),mientras se pasa lamano izquierda por la frente una y otra vez, como queriendo ahuyentar la culpa. Apenas salió de la universidad, esta ingeniera comercial empezó a trabajar duro y no paró más. Le gustaba lo que hacía y estaba acostumbrada a responder de buena gana a las sobreexigencias, pero ahora intenta lograr aquello que postergó durante años: sermadre. Bordeando los 40, hoy lo tiene más difícil. A esta edad el desplome de la fertilidad femenina es dramática.

Esa mañana, en una clínica privada demedicina reproductiva de la capital, Gloria lucía agotada. Vestía una blusa color rosa pálido,muy suelta, que perfectamente podía estar cubriendo un embarazo demeses. Pero no era así. Antes de su turno habló con pudor sobre las razones que la llevaron a someterse a una fertilización in vitro. Cuando la llamaron se incorporó de un salto del asiento y desapareció tras una mampara de vidrio.

Como Gloria, muchos quieren ser padres y no pueden. En Chile, entre un 10% y un 15% de las parejas son infértiles; es decir, no logran embarazarse luego de un año de relaciones sexuales sin usar anticonceptivos (en el mundo es del 15% al 20%). “La infertilidad es una enfermedad y no un estado, como se pensaba antes. En este sentido, se acaba de dar un avance importante: la OMS reconoció esta condición como una patología. Y en este país hay una prevalencia bastante amplia: un 14%de las parejas quiso reproducirse este año y no les resultó”, cuenta Ricardo Pommer, presidente de la Sociedad Chilena de Fertilidad y jefe de los programas demedicina reproductiva del Hospital San Borja Arriarán y de la Clínica Las Nieves.

No hay cifras exactas, pero la infertilidad asociada al retraso de la maternidad ha ido en aumento, señala este gineco– obstetra. Y explica: “Actualmente, la primera razón es que las parejas tienden a reproducirse cada vez más tarde. El mayor handicap contra la fecundidad es la edad materna, porque la especie humana estaba hecha, genéticamente, físicamente, para concebir entre los 16 y 24 años”.

“(Las chilenas) buscan tener niños después de los 30 años y muchas veces pasados los 35, cuando la curva de fertilidad empieza a bajar demanera considerable”, cuenta Carlos Troncoso, director de la Clínica IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad) de Santiago. Las estadísticas así lo indican. En este país, un 20% de las mujeres sobre 35 años se embarazó en 2006 frente al 8,8%en 1990 (INE). Además, lasmamás primerizasmayores de 40 aumentaron en un 25%en seis años (2000–2006). Lasmotivaciones para postergar la maternidad son lograr una mayor estabilidad económica (40%), realizarse en lo profesional (31%) y comomujer (17%), según un estudio elaborado por Adimark y la Clínica Las Condes (2008). Esto no quiere decir que ellas no quieran ser madres. De hecho, un 76,8% de las encuestadas considera que es lo mejor que existe.

Cruda realidad
El problema es que el reloj biológico pasa la cuenta. Una pareja sana de entre 20 y 23 años tiene un 23% de probabilidades de embarazarse naturalmente. Entre los 30 y 34 éstas bajan a un 15%, mientras los abortos espontáneos suben a un 12%. Sobre los 40 años, las posibilidades de concebir sonmenos de un 5%. A esto se suman enfermedades y alteraciones genéticas. El especialista Ricardo Pommer recuerda que lasmujeres, llegadas a una edad, tienen que considerar los factores asociados a un embarazo tardío, como las altas probabilidades de dar a luz a un niño con alteraciones cromosómicas.

La explicaciónmédica de la infertilidad por edad resulta ajena a treintañeras que se sienten dinámicas y están llenas de proyectos. “Lamujer nace con un número determinado de óvulos y la mayor cantidad se da alrededor de la semana 20 de vida intrauterina, con 20millones de folículos primordiales (óvulos en sus etapas iniciales). Con la primera regla quedan 400 mil y por cada ciclo menstrual se pierden entre 800 y 400 para que sólo uno, finalmente, ovule. A los 37 años hay 37 mil. Además, los óvulos que se van primero son los mejores, porque tienen toda la maquinaria intracelular”, detalla Carlos Troncoso.

El director de la Clínica IVI–Santiago aclara que después de los 45 años una mujer no puede reproducirse de manera espontánea, con sus propios óvulos, aunque “hay casos excepcionales”. Con óvulos donados puede embarazarse hasta los 50, que es el límite de edad aceptada por el grupo IVI para hacer tratamientos de fertilización asistida.

Otras causas provocan infertilidad: el factor tuboperitoneal (cuando las trompas de Falopio que transportan los espermatozoides hacia el óvulo están lesionadas u obstruidas), la anovulación (ausencia de ciclos ovulatorios) o los trastornos en la ovulación y la endometriosis (enfermedad donde crece tejido endometrial fuera del útero). Además, está la obesidad, que dispara las anomalías reproductivas ymetabólicas de lamujer, según un estudio publicado en la revista Human Reproduction (2008). El tabaco también afecta, al igual que el alto consumo de café, que podría reducir la fertilidad femenina hasta en un 26%(informe de la Universidad Radboud, en Nijmegen, 2008). ¿Y el estrés? “Es difícil aislarlo como causa –afirma Troncoso–, porque, habitualmente, está asociado con otros elementos”.

Pero la infertilidad es cosa de a dos. En octubre pasado, IVI–Chile dio a conocer un informe revelador: el 85% de los hombres en tratamiento de fertilidad tiene problemas con sus espermatozoides, mientras el 75% de las mujeres presenta alteraciones en su capacidad reproductiva.

La postergación de la paternidad (edad) es un factor importante, ya que a partir de los 24 años la capacidad reproductiva del varón comienza a disminuir –año a año– en un 2%. Además, hay patologías como la oligoespermia (ausencia o disminución de la cantidad de espermios), la astenoespermia (su pocamovilidad) y/o sumorfología (deformes). Otras variables afectan la calidad seminal: la obesidad, el tabaco, el alcohol...

“Los exámenes confirmaron que yo tenía astenoespermia. Nuncame sentí culpable, pero sí tuve angustia y dolor, porque sabía que mi pareja quería ser madre”, relata Jaime Porta (37 años), quien junto a su esposa, Evelyn Vergara (34), decidieron adoptar. No les quedaba otra. Habían recorrido varias instanciasmédicas. “Esmás, intentamos con una fertilización in vitro, pero nadie nos contaba cómo iba el proceso. Al final, saliómal y gastamos casi dos millones de pesos. Estábamos cansados, desilusionados. Desistimos, hasta que una compañera de trabajo nos habló de la técnica ICSI (cuando un solo espermio es introducido a un óvulo en el laboratorio)”, cuenta Jaime.

Acudió al doctor Pommer. “Su buen trato nos hizo olvidar todas las amarguras. En mayo de 2008, con mi señora iniciamos el tratamiento. El 5 de septiembre celebramos el embarazo”, añade, mientras carga en sus brazos a Constanza, de seis meses, en el pasillo de la consulta para cumplir con su promesa de mostrarle la niña a “El Maestro”, como llama a su médico tratante.

La esperanzamueve amuchos. Hace dos semanas, Verónica (nombre ficticio) cumplió 40 y se dijo: “De este año no paso”. Sin pareja y marcada por relaciones sentimentales inestables, intenta una reproducción asistida en soledad. “Para mí ser madre es una vocación fundamental ymi ginecólogome advirtió quemi tiempo era limitado. Así que hace dos años congelé mis óvulos. Pero ya llevo dos tratamientos fallidos. Debo volver a hacerlo, pues tengo síntomas de menopausia precoz y por una historia personal: soy hija única, mi mamá es viuda, tiene 77 años y no me quiero quedar sola”, cuenta.

En febrero pasado enfrentó su primer desafío: una inseminación intrauterina con óvulos propios. Acudió a un banco de semen en Estados Unidos. “Conocí el perfil sicológico del donante, escuché una entrevista personal, sobre los detalles de su aspecto físico...Me gustómucho, porque lamuestra es la de un hombre extrovertido,muy alegre, con quien tenemos gustos parecidos”, explica Verónica, quien lo intentará nuevamente en diciembre. “Si nome resultame haré una FIV con óvulos donados, con probabilidades de éxito cercanas al 50%”.

De conseguirlo, se unirá al creciente club de chilenasmayores de 40 años que tienen un hijo siendo solteras. Entre 1997 y 2005 estos casos se duplicaron (INE). “Lamaternidad y la crianza son muy gratificantes y, a la vez, muy demandantes física y psicológicamente,más aún cuando se realizan en soledad. Pero sabemos que lasmujeres, por el deseo de (tener) niños o criarlos, pueden desplegar una gran fortaleza”, comenta la sicóloga Rosario Domínguez, quien está a cargo del Programa de Educación y Apoyo Psicológico de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Las Condes. Y agrega sobre la importancia de enfrentar esta situación acompañada: “Para criar hijos o para realizar un tratamiento en busca de niños, la relación de pareja, cuando es sana y armoniosa, es un recurso central”.

Duelo emocional
Los tratamientos de reproducción asistida, de baja o alta complejidad (ver recuadro), cada vez tienen mejores tasas de gestación, dice Carlos Troncoso. En esto también influye el apoyo sicológico.

Pilar Ramírez (39 años), quien lleva un año intentando quedar embarazada de su actual marido, tiene problemas de fertilidad. Hace once años, cuando tuvo a su tercera hija y su primer matrimonio no andaba bien, se ligó las trompas de Falopio. Pero la nueva pareja decidió tener niños en común y ha sido toda una odisea. “Me operó un doctor para desligarme las trompas. Élme aseguró el éxito, pero fuementira. Después tuve un embarazo tubario (embrión que se implanta fuera del útero). Luego el mismo médico trató de sacarme un quiste de uno de mis ovarios que dejó de funcionar. A fines del año pasado me sometí a una fertilización asistida, pero no resultó”, relata esta periodista.

Hace un mes acudieron a la Clínica IVI para realizarse un FIV. Se siente optimista, porque hoy cuenta con diez óvulos con posibilidades de fecundar y no dos como ocurrió la primera vez. Pero el estrés en ella sigue presente, “más aún cuando estás al borde de los 40, al límite de que te resulte o fracases. Es muy desgastante. Te cambia el humor. De repente estoy super eufórica y después bajoneada. Tantas hormonas me ponen mal. Sudo y paso frío. Pero la ilusión te mantiene con ánimo. En esto, el factor sicológico es lo más importante”.


La fertilización asistida afecta a las parejas en tres dimensiones, según un estudio realizado por la agencia CasaZegers en 2008: emocional (63%) –donde influyen la presión social y la pérdida de identidad, ya que la mujer se inserta en la sociedad a través de lamaternidad–; financiera (18%) y el dolor físico causado por las inyecciones (19%).

Rosario Domínguez cuenta que “durante el tratamiento se viven momentos de esperanza y desilusión. Los sentimientos son intensos y, con frecuencia, comprometenmás a lamujer, dado que la maternidad está muy al centro de su identidad y de su proyecto personal. Además, el embarazo, la menstruación (y la) señal de no embarazo ocurren en su cuerpo”. También “la gente es poco respetuosa con las parejas que tienen problemas de fertilidad y pregunta, opina, aconseja y juzga. Eso duele mucho”, agrega.

De esta manera, la profesional apuesta por la terapia. “El apoyo sicológico es central para aliviar la ansiedad que producen los tratamientos”. En efecto, la prestigiosa revista británica Human Reproduction destaca en una investigación de 2008 que los procedimientos de fertilización asistida que van acompañados de un programa sicológico tienen una tasa de abandono de sólo un 5,7% y de embarazo, de un 51,1%. Cuando no hay respaldo emocional las cifras son del 36% y 28%, respectivamente.

Pilar es de las que no piensan abandonar. Dice que es una afortunada por poder someterse, nuevamente, a un tratamiento de reproducción asistida. Pero admite su ansiedad por razones económicas: “Cuando te sometes a estos procesos estás pensando cómo pagarás el próximo intento si éste falla. Yo ya he gastado (en dos procedimientos) 6 millones de pesos”.

Pilar es de las que no piensan abandonar. Dice que es una afortunada por poder someterse, nuevamente, a un tratamiento de reproducción asistida. Pero admite su ansiedad por razones económicas: “Cuando te sometes a estos procesos estás pensando cómo pagarás el próximo intento si éste falla. Yo ya he gastado (en dos procedimientos) 6 millones de pesos”.

La socióloga Claudia Dides, de Flacso, sentencia: “En Chile casi todos los centros de atención a las parejas infértiles son privados. Las técnicas de reproducción asistida tienen un costomuy alto y las isapres no cubren lamayoría de los gastos. Entonces, la infertilidad es un desafío. Es un tema de inequidad”.

En manos de la medicina reproductiva
I. Técnicas de fertilización asistida de baja intensidad

-Actividad sexual dirigida. Se estimula el ovario con hormonas y el doctor dice cuándo la pareja debe tener actividad sexual.

-Inseminación intrauterina. Se hace una estimulación ovárica y luego, un seguimiento. Cuando la mujer genera una cierta cantidad de ovocitos se introduce unamuestra de semen en su útero a través de una cánula. el semen puede ser del cónyuge o de un donante. La probabilidad de embarazo es de un 15%a un 18% por cada intento. Se puede repetir hasta cuatro veces. cada ciclo cuesta unos 140mil pesos. Los medicamentos, sobre los 100 mil.

II. Tratamientos de alta intensidad

-Fertilización In Vitro (FIV). Se extraen óvulos y se unen a la muestra de espermios en un laboratorio. obtenido el embrión se transfiere al útero.

-El ICSI (Inyección Citoplasmática de Espermios)es una variante del Fiv, donde un solo espermio –seleccionado por su morfología y rapidez– es introducido con un microscopio computarizado a un óvulo donado o propio que pudo haber sido congelado previamente (criopreservación). La probabilidad de éxito de una Fiv es cercana al 50%. Se puede repetir el ciclo. cuesta unos 2,5millones de pesos, más los medicamentos (sobre 500.000). en chile se hacen unas 1.200 de estas fecundaciones.

http://mujer.latercera.com/2009/11/15/01/contenido/23_656_9.html

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://buscandounmilagro.foroactivos.net
 

QUIERO PERO NO PUEDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» AL FIN SOÑE CON MI BEBE HERMOSO
» Te quiero pero no te soporto
» No quiero hablar de mí, quiero tener acceso a todo, y además lo quiero ya
» Mi madre me maltrata
» Estoy cansada de dar el pecho, tengo sentimientos negativos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
BUSCANDO UN MILAGRO :: NOTAS SOBRE INFERTILIDAD-
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Numero de Visitas